Actualidad Médica


Investigan la relación entre convulsiones y trastornos psiquiátricos
26 de junio 2017
Un estudio publicado por la revista Cell Reports ha confirmado la existencia de diferentes tipos de neuronas en la región del cerebro denominada tálamo reticular. Un conocimiento más en profundidad de estas células podría ayudarnos a comprender por qué las convulsiones y ciertos trastornos mentales como la esquizofrenia ocurren simultáneamente.

El tálamo reticular
La mayor parte de información sensorial del mundo exterior (vista, tacto, sonido) se acumula en una región del cerebro denominada tálamo. El tálamo a continuación transmite señales a la corteza cerebral, la capa más externa del cerebro que se encarga de procesos superiores como por ejemplo la toma de decisiones. “El tálamo reticular actúa como una puerta que filtra información y envía señales a la corteza cerebral”, explica la Dra. Jeanne Paz, autora principal del estudio e investigadora en el Instituto Gladstone. “Puede uno verlo como una centralita de los años 50, que transfería cada llamada al destinatario correcto”.

El tálamo reticular está involucrado en diversas funciones cerebrales, entre las que se incluirían la atención, la percepción, y la consciencia. Las alteraciones en esta región pueden provocar convulsiones y trastornos psiquiátricos tales como esquizofrenia y trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). No obstante, es poco lo que sabemos sobre cómo las neuronas de esta región del cerebro cumplen su función de control. “Antes de nuestro estudio, se pensaba que el tálamo reticular se componía de un único tipo de neurona”, afirma Alejandra Clemente, una de las autoras del estudio. “No teníamos una comprensión en profundidad sobre cómo las células del tálamo reticular pueden ejecutar las diferentes funciones de esta región del cerebro. Hemos demostrado en ratones que el tálamo reticular contiene al menos dos tipos diferentes de neuronas, cada una de ellas con sus particulares propiedades, misiones y localización”.

Dos tipos de neuronas
Los dos tipos principales de neuronas pueden ser diferenciadas en función de las proteínas que producen, ya sean parvalbúmina (PV) o somatostatina (SOM). Estas células han sido estudiadas en profundidad en otras regiones del cerebro, pero no lo han sido en el tálamo reticular. “Descubrimos que los dos tipos de células controlan diferentes funciones cerebrales”, comenta Paz, “vimos que las células PV se asocian a funciones de sensación, y que pueden servir como diana para el control de convulsiones. Por el contrario, las células SOM se asocian a funciones de cognición y emoción, por lo que las disfunciones en dichas células pueden contribuir a TDAH o a esquizofrenia”. Empleando herramientas de optogenética, una tecnología que utiliza luz para controlar la actividad de las células, el equipo de investigadores pudo estudiar con detalle cada uno de los diferentes tipos de células en ratones de laboratorio.

Los resultados de estos estudios demostraron que usar las células PV como diana terapéutica podría corregir las convulsiones, mientras que por el contrario usar las células SOM como diana terapéutica no tenía efecto. Estos hallazgos reforzarían la noción de que, además de sus funciones fisiológicas diferenciadas, las dos células cumplen muy diferentes papeles en la enfermedad”.

Los científicos han comprobado, por vez primera, que existen células PV y SOM en el tálamo reticular humano.
El siguiente objetivo, afirman los autores, será una mejor comprensión de los papeles de cada tipo de célula en los trastornos psiquiátricos y neurológicos, y determinar si emplear como diana terapéutica de tales células puede ayudar a tratar las convulsiones. La interacción entre los dos tipos de neuronas también podría ayudarnos a comprender la presencia de convulsiones en pacientes con esquizofrenia, demencia y ciertas variantes de autismo”.

Fuente:   Gladstone Institutes


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.