Actualidad Médica


Comer alimentos que han caído al suelo no es seguro
13 de septiembre 2016
La ciencia desmiente la regla de los “cinco segundos”. Dependiendo del tipo de alimento y de la superficie en la que cae, las bacterias necesitan menos de un segundo para contaminar alimentos caídos al suelo.

Factores clave: tiempo, tipo de alimento, superficie

Investigadores de la Universidad Rutgers (EE. UU) desmienten la extendida creencia de que es seguro recoger el alimento del suelo y comerlo si han pasado menos de cinco segundos: en algunos casos, la contaminación tiene lugar en menos de un segundo. “La noción popular de que la comida que cae al suelo es segura siempre y cuando se recoja con rapidez no es cierta”, afirman los autores del estudio. La humedad, tipo de superficie y tiempo de contacto son factores que influyen en la contaminación de los alimentos.

Los investigadores analizaron cuatro superficies (acero inoxidable, cerámica, madera y alfombras) y cuatro alimentos distintos (melón, pan, pan con mantequilla, caramelos). También evaluaron cuatro tiempos de contacto: menos de 1 segundo, cinco, 30 y 300 segundos. Cultivaron un tipo de Enterobacterias, un “primo” no patogénico de la salmonella que está presente en el sistema digestivo humano y lo utilizaron para contaminar las bacterias sobre las que se dejaron caer muestras de comida durante los períodos de tiempo específicos. A continuación, se analizaron superficies y muestras de alimentos para buscar trazas de contaminación.

Resultados
El melón, como era de esperar, era el alimento que se contaminaba con más rapidez, mientras que los caramelos fueron los que menos. La transferencia de bacterias de la superficie a los alimentos parece estar más influido por la humedad. “Las bacterias no tienen piernas, por lo que se mueven con la humedad, por lo que cuanto más húmedo sea el alimento, mayor riesgo de contaminación”. Asimismo, períodos de tiempo más prolongados también favorecían en la transferencia de más bacterias.

Por otra parte, las alfombras tienen tasas de transferencia de bacterias inferiores a los de la cerámica o el acero inoxidable, mientras que la contaminación sobre madera varía dependiendo de otros factores. Por tanto, aunque la “regla de los cinco segundos” es “real”  en el sentido de que un tiempo de contacto mayor supone un mayor riesgo de contaminación bacteriana, pero también se ha demostrado que existen otros factores igualmente importantes además del tiempo: la superficie sobre la que cae y el tipo de alimento.La regla de los cinco segundos es una simplificación”, concluyen los autores, pues “las bacterias pueden contaminar de forma casi instantánea”. 
© Medicina 21 - Ediciones Farmavet

Fuente:   Rutgers University


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.